馃摳 Estat de situaci贸 del Covid19 i dels nens i joves en situaci贸 de carrer de Bobo-Dioulasso

El dilluns 9 de Mar莽 del 2020 el Coronavirus arriba a Burkina Faso agafat de la m脿 d鈥檜na parella de m茅s de 50 anys d鈥檈dat quan tornaven a casa despr茅s d鈥檜n viatge a Fran莽a, concretament a Mulhouse. El test va donar positiu i van ser posats en quarantena a l鈥橦ospital Tengandongo, a Ouagadougou - la capital del pa铆s-, juntament amb una tercera persona, que tot i no presentar els s铆mptomes, havia estat en contacta amb la parella infectada.

鈥婣rrel d鈥檃quest gir en la situaci贸 de l鈥檈pid猫mia al pa铆s, el Govern pren unes mesures d鈥檜rg猫ncia en el mateix moment que crea un Comit猫 Nacional de Gesti贸 de l鈥橢pid猫mia de COVID-19, que s鈥檕ficialitza i comen莽a a treballar el dimarts 17 de Mar莽.

Els primers fruits d鈥檃quest treball es materialitzen en una s猫rie de mesures preventives de 2 setmanes de duraci贸, renovables, i a comptar a partir del 21 de Mar莽 a mitjanit. Entre elles, hi ha la prohibici贸 de qualsevol tipus de reagrupament de m茅s de 50 persones, la instauraci贸 d鈥檜n toc de queda de 19h a 5h del mat铆 en tot el territori, el tancament dels dos aeroports del pa铆s - el de Ouagadougou i el de Bobo-Dioulasso - a vols comercials, i del tancament de fronteres terrestres i ferrovi脿ries.

Tot i la r脿pida actuaci贸 del Govern, el virus es propaga - lentament en comparaci贸 amb Xina i Europa, per貌 sense pausa - fins arribar als 616 casos confirmats i 41 morts a data de 24 d鈥檃bril (dates extres del G5 Sahel 鈥 Securite et Developpement).

鈥嬧婨ns trobem a l鈥櫭frica, en concret a Burkina Faso, un dels pa茂sos m茅s pobres del m贸n, ocupant la posici贸 182 d鈥檜n total de 189 a l鈥櫭峮dex de Desenvolupament Hum脿 del PNUD (2019) i que des de fa 5 anys el nord est脿 en conflicte; per 鈥媡ant la malaltia en si mateixa no 茅s el problema, si no les accions i mesures preses per evitar la seva propagaci贸. 

Per comen莽ar, el Ministeri d鈥橝cci贸 Social no forma part del Comit猫 Nacional, tot i ser una pe莽a clau en situacions com en la que ens trobem actualment que provoquen crisis humanit脿ries. En segon lloc, el tancament del punt neur脿lgic i font d鈥檌ngressos per totes i cada una de les fam铆lies de Bobo-Dioulasso, el Gran March茅. I, entre moltes altres, la vulneraci贸 constant dels drets humans per part dels poders p煤blics alhora de fer complir les mesures imposades pel Govern.

鈥婭 qui n鈥檃caba rebent les conseq眉猫ncies 茅s, com sempre, la poblaci贸 civil, per貌 sobretot els col路lectius ja de per si m茅s vulnerables. I els nens i joves en situaci贸 de carrer s贸n considerats, ben del cert, un d鈥檃quests col路lectius, per 鈥媋quest motiu haurien de ser una prioritat pel Govern, per貌 sobretot pel Comit猫 Nacional de Gesti贸 de l鈥橢pid猫mia de COVID-19, ja que no nom茅s la falta d鈥檋igiene, la desnutrici贸 i el deambular pels carrer converteixen aquests nens en un objectiu potencial pel virus, si no que ells mateixos s贸n un potencial transmissor d鈥檃quest. Per貌 a la realitat continuen tant desemparats com de costum i som les estructures privades qui, amb poc pressupost, per貌 amb actitud, actuem per salvaguardar aquestes vides tant valuoses, per貌 que tant poc importen a la seva societat. A dia d鈥檃vui hi ha 1066 nens i joves en situaci贸 de carrer a Bobo-Dioulasso (segons el directori d鈥檈stad铆stica del Ministeri de l鈥橝cci贸 Social, 2016), un 0,2% dels seus habitants.

Nen dormint al carrer tapat amb una tela d'un sac

鈥婲en dormint al carrer tapat amb una tela d'un sac

鈥婩ins a dia d鈥檃vui, em distribu茂t material de prevenci贸, fet cures de primers auxilis i sensibilitzaci贸 als carrers de Bobo-Dioulasso. I 茅s que gr脿cies a aquestes actuacions els nens i joves en situaci贸 de carrer poden expressar-se i nosaltres adaptar al m脿xim possible les accions a les seves demandes.

鈥嬧嬧嬧婸er comen莽ar, als nens els costa creure que realment el coronavirus existeixi; per ells 茅s una altre estrat猫gia del Govern per aconseguir diner extern i enriquir-se a costa del sofriment de la poblaci贸. No seria la primera vegada que passa i ja no els fan confian莽a. 脡s per aix貌, que incidim amb for莽a en la sensibilitzaci贸, ja que una bona prevenci贸 茅s el que els salvar脿 d鈥檜na mort segura. Les cures de primers auxilis s贸n tamb茅 molt necess脿ries, ja que la policia els apallissa durant el toc de queda si els veuen passejant pels carrers de la ciutat. Per contra, no seran estomacats si els troben dormint, ja que s贸n coneixedors d鈥檃questa realitat i la respecten. Aix铆 doncs, perqu猫 encara hi ha nens i joves que es passegen passades les 19 hores? La resposta 茅s llarga, per貌 senzilla. Degut a les mesures de prevenci贸 adoptades pel Govern, els serveis que abans els garantien un 脿pat al dia, ara estan tancats, i les fam铆lies que abans els donaven unes monedes quan pidolaven, ara se les guarden per poder fer front a la mis猫ria, ja que els seus ingressos han disminu茂t considerablement. I a sobre d鈥檃ix貌, a les 19h els carrers queden deserts, fent que si no has tingut la sort de trobar menjar durant el dia, a partir d鈥檃quest moment ja et ser脿 impossible. Aix铆 que, morts de gana i abatuts pel cansament, decideixen drogar-se i d鈥檃questa manera oblidar la fam i la duresa de la vida. I s贸n els efectes de la droga els que fan que es passegin i per tant siguin apallissats per la policia.

En 猫poques de normalitat, sense epid猫mies a la vista, el nen es despla莽ar脿 de ciutat en ciutat quan vegi que all脿 on est脿 no troba menjar. Per貌 actualment aquesta opci贸 no 茅s factible ja que les fronteres estan tancades, i si intenten despla莽ar-se, un cop arriben a la frontera, la policia els fa retornar. Aix铆 que la gran majoria s鈥檋an quedat atrapats en aquesta situaci贸 que no sembla tenir fi; i a dia d鈥檃vui, la probabilitat que aquests nens i joves morin per desnutrici贸 茅s m茅s elevada que no pas que morin infectats pel virus.

鈥婣ix铆 doncs, queda confirmat que els efectes d鈥檜na epid猫mia varien en funci贸 del pa铆s i de les condicions econ貌miques, sobretot a nivell personal. I en el cas de Burkina Faso queda corroborat que el seu Govern, tot i haver pres mesures afavoridores per gran part de la poblaci贸, ha acabat per oblidar als nens i joves en situaci贸 de carrer.

鈥嬧婽h茅ophile Sawadogo, Director Centre Ti茅 de dia i d'urg猫ncia i Nat脿lia Castro Mestres, cooperant t猫cnica de NouSol ONG.

馃嚜馃嚫 馃摳 Estado de situaci贸n del Covid19 y de los ni帽os y j贸venes en situaci贸n de calle de Bobo-Dioulasso

鈥婨l lunes 9 de Marzo del 2020 el Coronavirus llega a Burkina Faso 鈥媝or una pareja de m谩s de 50 a帽os de edad cuando volv铆an a casa despu茅s de un viaje a Francia, concretamente en Mulhouse. El test dio positivo y fueron puestos en cuarentena en el Hospital Tengandongo, a Uagadug煤 - la capital del pa铆s-, junto con una tercera persona, que a pesar de no presentar los s铆ntomas, hab铆a estado en contacta con la pareja infectada.

A ra铆z de este giro en la situaci贸n de la epidemia en el pa铆s, el Gobierno toma unas medidas de urgencia en el mismo momento que crea un Comit茅 Nacional de 芦Gesti贸n de la Epidemia de Covidien-19禄, que se oficializa y comienza a trabajar el martes 17 de Marzo.
Los primeros frutos de este trabajo se materializan en una serie de medidas preventivas de 2 semanas de duraci贸n, renovables, y a contar a partir del 21 de Marzo a medianoche. Entre ellas, est谩 la prohibici贸n de cualquier tipo de reagrupamiento de m谩s de 50 personas, la instauraci贸n de un toque de queda de 19h a 5h de la ma帽ana en todo el territorio, el cierre de los dos aeropuertos del pa铆s - el de Uagadug煤 y el de Bobo-Dioulasso - vuelos comerciales, y del cierre de fronteras terrestres y ferroviarias.
A pesar de la r谩pida actuaci贸n del Gobierno, el virus se propaga - lentamente en comparaci贸n con China y Europa, pero sin pausa - hasta llegar a los 616 casos confirmados y 41 muertes a fecha de 24 de abril (fechas extras del G5 Sahel - S茅curit茅 et developpement).

Nos encontramos en 脕frica, en concreto en Burkina Faso, uno de los pa铆ses m谩s pobres del mundo, ocupando la posici贸n 182 de un total de 189 en el 脥ndice de Desarrollo Humano del PNUD (2019) y que desde hace 5 a帽os el norte est谩 en conflicto; por lo que la enfermedad en s铆 misma no es el problema, si no las acciones y medidas tomadas para evitar su propagaci贸n.
Para empezar, el Ministerio de Acci贸n Social no forma parte del Comit茅 Nacional, a pesar de ser una pieza clave en situaciones como en la que nos encontramos actualmente que provocan crisis humanitarias. En segundo lugar, el cierre del punto neur谩lgico y fuente de ingresos para todas y cada una de las familias de Bobo-Dioulasso, el Gran March茅. Y, entre otras muchas, la vulneraci贸n constante de los derechos humanos por parte de los poderes p煤blicos a la hora de hacer cumplir las medidas impuestas por el Gobierno.

Y quien acaba recibiendo las consecuencias es, como siempre, la poblaci贸n civil, pero sobre todo los colectivos ya de por s铆 m谩s vulnerables. Y los ni帽os y j贸venes en situaci贸n de calle son considerados, bien a ciencia cierta, uno de estos colectivos, por lo que deber铆an ser una prioridad para el Gobierno, pero sobre todo por el Comit茅 Nacional de 芦Gesti贸n de la Epidemia de COVID- 19 禄, ya que no s贸lo la falta de higiene, la desnutrici贸n y el deambular por la calle convierten estos ni帽os en un objetivo potencial para el virus, si no que ellos mismos son un potencial transmisor de este. Pero en la realidad siguen tan desamparados como de costumbre y somos las estructuras privadas que, con poco presupuesto, pero con actitud, actuamos para salvaguardar estas vidas tanto valiosas, pero que tan poco importan a su sociedad. A d铆a de hoy hay 1.066 ni帽os y j贸venes en situaci贸n de calle en Bobo-Dioulasso (seg煤n el directorio de estad铆stica del Ministerio de la Acci贸n Social, 2016), un 0,2% de sus habitantes.
Hasta d铆a de hoy, 鈥媓emos distribuido material de prevenci贸n, hecho cuidados de primeros auxilios y sensibilizaci贸n en las calles de Bobo-Dioulasso. Y es que gracias a estas actuaciones los ni帽os y j贸venes en situaci贸n de calle pueden expresarse y nosotros adaptar al m谩ximo posible las acciones a sus demandas.

鈥婲i帽o durmiendo en la calle tapado con la tela de un saco


鈥婸ara empezar, los ni帽os les cuesta creer que realmente el Coronavirus exista; para ellos es otra estrategia del Gobierno para conseguir dinero externo y enriquecerse a costa del sufrimiento de la poblaci贸n. No ser铆a la primera vez que pasa y ya no los hacen confianza. Es por ello, que incidimos con fuerza en la sensibilizaci贸n, ya que una buena prevenci贸n es lo que los salvar谩 de una muerte segura. Los cuidados de primeros auxilios son tambi茅n muy necesarias, ya que la polic铆a los arrolla durante el toque de queda si los ven paseando por las calles de la ciudad. Por el contrario, no ser谩n vapuleados si los encuentran durmiendo, ya que son conocedores de esta realidad y la respetan. As铆 pues, porque todav铆a hay ni帽os y j贸venes que se pasean pasadas las 19 horas? La respuesta es larga, pero sencilla. Debido a las medidas de prevenci贸n adoptadas por el Gobierno, los servicios que antes les garantizaban una comida al d铆a, ahora est谩n cerrados, y las familias que antes les daban unas monedas cuando mendiga, ahora se las guardan para poder hacer frente a la miseria, ya que sus ingresos han disminuido considerablemente. Y encima de eso, a las 19h las calles quedan desiertas, haciendo que si no has tenido la suerte de encontrar comida durante el d铆a, a partir de este momento ya te ser谩 imposible. As铆 que, muertos de hambre y abatidos por el cansancio, deciden drogarse y de esta manera olvidar el hambre y la dureza de la vida. Y son los efectos de la droga los que hacen que se paseen y por tanto sean golpeados por la polic铆a.
En 茅pocas de normalidad, sin epidemias a la vista, el ni帽o se desplazar谩 de ciudad en ciudad cuando vea que donde est谩 no encuentra comida. Pero actualmente esta opci贸n no es factible ya que las fronteras est谩n cerradas, y si intentan desplazarse, una vez llegan a la frontera, la polic铆a los hace regrasar. As铆 que la gran mayor铆a se han quedado atrapados en esta situaci贸n que no parece tener fin; y a d铆a de hoy, la probabilidad de que estos ni帽os y j贸venes mueran por desnutrici贸n es m谩s elevada que no que mueran infectados por el virus.

As铆 pues, queda confirmado que los efectos de una epidemia var铆an en funci贸n del pa铆s y de las condiciones econ贸micas, sobre todo a nivel personal. Y en el caso de Burkina Faso queda corroborado que su Gobierno, a pesar de haber tomado medidas favorecedoras para gran parte de la poblaci贸n, ha terminado por olvidar a los ni帽os y j贸venes en situaci贸n de calle.

Th茅ophile Sawadogo, director del Centro Ti茅 y Natalia Castro Maestres, cooperante t茅cnica de NouSol ONG